Los museos en el estado de Guanajuato, cúmulo de una herencia cultural compartida

 

Por: Álvaro Gómez Gómez

Jefe de Exposiciones Temporales en Museo de Arte e Historia de Guanajuato

 

Aquellos valores que para el ser humano significan parte de sí mismo, de su esencia, provienen de símbolos tangibles que hablan de lo que él es y el lugar que ocupa como parte de su grupo social al que pertenece, en el que contribuye dando nuevos contenidos y significados a eso que damos por llamar cultura. A través de la historia y condicionados por sus recursos, su geografía y sistemas de organización social, cada pueblo ha privilegiado las expresiones y testimonios que sus antepasados han dejado como herencia y muestra de su desarrollo, así como de la idea que tenían de su mundo y los valores que lo regían.

 

El actual estado de Guanajuato, escenario central y decisivo en los principales acontecimientos de la historia nacional, cuya ubicación geográfica lo ha puesto en una posición privilegiada como eje de tránsito, producción e intercambio en la vida económica y cultural del país, ha sido testigo del surgimiento de sociedades prehispánicas bien organizadas con un alto grado de desarrollo cultural y religioso, muestra de ello es la sofisticada cerámica Chupícuaro y sus entierros grupales; la monumentalidad de los conjuntos arquitectónicos estudiados, restaurados y abiertos al público como Plazuelas, Peralta, Cañada de la Virgen y El Cóporo, cuyos sistemas constructivos, distribución y orientación dan cuenta de los avanzados conocimientos astronómicos y matemáticos de sus constructores.

 

Con el establecimiento de la sociedad colonial este territorio vivió la fundación y el desarrollo de poblaciones estratégicas dentro de rutas para el comercio y el intercambio agrícola y minero, como el legendario Camino Real de Tierra Adentro, convirtiendo a nuestro estado en un eje ineludible de ideas, personajes y recursos que lo marcaron y le otorgaron una identidad multicultural viva hasta nuestros días.

 

La época moderna ha tomado a Guanajuato como el escenario donde se han gestado y sucedido muchos de los acontecimientos más decisivos de la historia nacional: desde el estallido del movimiento de Independencia hasta las batallas decisivas de la Revolución Mexicana.

 

Los museos como recintos que reúnen, conservan, estudian y difunden el patrimonio cultural común, aspiran actualmente a ser organismos vivos donde el visitante propio o ajeno encuentre experiencias enriquecedoras que lo hagan mejor persona a través de conocer y valorar la historia y el arte. En este sentido el estado de Guanajuato como poseedor de una de las ofertas culturales más rica del país, tiene una importante cantidad de recintos museísticos, los cuales desde sus propios recursos y colecciones nos muestran el gran patrimonio de nuestro estado, atendiendo a su vocación según el tipo de colección que presentan, así como el público al que están destinados especialmente.

 

En este breve escrito se hace una relatoría de los museos más destacados, sin afán de ser exhaustivos o discriminatorios, que a mi juicio destacan por el acervo que conservan así como por las actividades que realizan en pro de la difusión de la historia, el arte y la cultura local o regional, siendo espacios de visita obligada y repetida para los habitantes y visitantes de nuestro estado.Como una especie de recorrido mental, podemos comenzar el camino en la ciudad capital Guanajuato, cuya importancia histórica y características nos ha legado uno de los conjuntos patrimoniales más destacados del país, cuyos edificios históricos convierten a la ciudad en un museo per se. Aquí en pleno centro de la ciudad se erige un edificio magnífico considerado el más importante monumento de la historia nacional, la Alhóndiga de Granaditas, en cuyo interior alberga el no menos importante Museo Regional de Guanajuato, Alhóndiga de Granaditas bajo el cuidado del Instituto Nacional de Antropología e Historia, uno de los primeros museos de su tipo en el país, fundado en 1958 gracias en parte a las gestiones del pintor guanajuatense José Chávez Morado y al esfuerzo de la sociedad del estado, que reunieron un importante colección de objetos históricos, documentos y obras artísticas que dan cuenta del devenir histórico en la región, poniendo énfasis en los acontecimientos de los que fue testigo el mismo edificio. Vale la pena conocer la colección de obras del pintor Hermenegildo Bustos, artista autodidacta nacido en Purísima del Rincón y que es considerado patrimonio nacional por la gran calidad de su producción. Así mismo se conserva un gran número de cerámica “Chupícuaro”, así como una de las más interesantes colecciones de sellos prehispánicos en México. Cuenta también con la Fototeca Romualdo García, cuyo acervo fotográfico de invaluable valor cultural, ha contribuido a documentar la historia social de la región. Mención aparte, merece el patrimonio mural que conservan las paredes de este edificio emblemático, se trata de tres grandes frescos que José Chávez Morado realizó en 1955 y 1966 para dar cuenta de los acontecimientos históricos ocurridos en ese recinto.

 

Muy cerca de ahí, por la calle de Positos, la casa que vio nacer al gran muralista Diego Rivera, alberga desde 1975 el Museo Casa Diego Rivera dedicado a honrar su memoria a través de una completa colección de su obra y dando cabida a exposiciones temporales de propuestas artísticas contemporáneas. La colección pictórica expuesta en este lugar perteneció al empresario y diplomático Marte R. Gómez, quien fuera mecenas del artista y de quien logró reunir una completa colección de pinturas, grabados, bocetos y dibujos que abarcan prácticamente toda su prolífica trayectoria creadora: desde algunas obras de su etapa de estudiante, óleos de sus viajes por Europa y el paso de este por las vanguardias artísticas europeas como la emblemática obra “Fusilero Marino”, testimonio valiosísimo de su participación activa en el movimiento cubista en París. Vale la pena conocer la visión de Rivera del Popol Vuh, a través de las acuarelas que realizó en 1931 para ilustrar una edición de este texto maya y que se exhiben en este espacio

.

La hermosa casa de los Marqueses de San Juan de Rayas, es sede del Museo del Pueblo de Guanajuato, recinto fundado por los artistas José Chávez Morado y Olga Costa en 1979 con la intensión de proporcionar al pueblo de Guanajuato un espacio digno donde pudieran acercarse al arte y la cultura, para lo cual la misma pareja de artistas donó una gran colección de obras artísticas conformando su acervo, el cual ha ido creciendo a lo largo de los años con aportes de la comunidad de artistas locales y extranjeros que han expuesto en ese lugar. Una gran colección de lienzos coloniales con temática religiosa, ex votos y objetos litúrgicos son dignos de conocer en este museo, así como bodegones, paisajes y retratos de los que destacan los realizados por Hermenegildo Bustos, pinturas emblemáticas de José Chávez Morado y Olga Costa, así como una colección importante de grabados hechos por él y sus contemporáneos, con nombres de la talla de Leopoldo Méndez, Alfredo Zalce, Raúl Anguiano y Pablo O’Higgins. En el Barrio de Pastita de esta ciudad, la casa donde habitaron Olga Costa y José Chávez Morado, es ahora un museo también que lleva su nombre y tiene como principal vocación la difusión del legado que dichos artistas dejaron para el desarrollo cultural de Guanajuato y el país, así como su trayectoria artística.

 

En la calle de Manuel Doblado número 1, desde 1987, el Museo Iconográfico del Quijote resguarda una extensa colección artística sobre este emblemático personaje literario que el filántropo Eulalio Ferrer reunió a lo largo de su vida, recabando decenas de obras pictóricas, escultóricas, gráficas, entre otras. En el Museo de sitio, Ex convento Dieguino bajo el Templo del mismo nombre se pueden recorrer los restos de lo que fue el conjunto conventual de San Pedro de Alcántara en el siglo XVII y que ahora se ubica por debajo del nivel actual de la calle, dando cuenta de la transformación que la ciudad ha tenido a la largo de su historia. En el mismo primer cuadro de la ciudad anexo al edificio de la Basílica Colegiata de Nuestra Señora de Guanajuato, podemos encontrar un espacio museístico llamado Galería Mariana, creado con la disposición de difundir el legado artístico que la devoción a la Virgen de Guanajuato ha reunido en ese santuario, destacándose una colección de medallones de la vida de la Virgen realizados por el pintor novohispano Miguel Cabrera, así también tenemos que el templo de la Compañía de Jesús hace más de una década, convirtió su sacristía en pequeño museo para exhibir verdaderas joyas pictóricas que forman parte de la colección del lugar y que vale la pena descubrir. La Universidad de Guanajuato administra el Museo de Historia Natural, Alfredo Dugés con importantes especímenes de zoología y botánica que este investigador francés pudo reunir a lo largo de su vida, así como sus dibujos, textos y escritos que se conservan en este importante museo muy enfocado a la formación en biodiversidad y proyectos ambientales sustentables.

 

El célebre Museo de las Momias de Guanajuato, establecido en lo que fuera el osario del Panteón de Santa Paula, exhibe más de cien osamentas que han sufrido un proceso natural de conservación, dotándolas del aspecto característico que las hace tan conocidas y apreciadas como parte del patrimonio de la ciudad.

 

Como una muestra de la vitalidad que los espacios museísticos tienen en esta ciudad han surgido proyectos independientes como el Museo de Arte Contemporáneo Primer Depósito, que presenta una exposición permanente degráfica, pintura y escultura de artistas contemporáneos mexicanos con gran trayectoria en el país, presentando a algunos de la talla de Leonora Carrington, Sergio Garval, EikiItto, Jazzamoart, Arturo Rivera y Javier Hernández Capelo.

Hacia el interior del estado, siguiendo las rutas que trazaron comerciantes y mineros, podemos encontrar museos dedicados a narrar los acontecimientos y personajes locales como protagonistas de una historia nacional, así hallamos en la Ciudad de Dolores Hidalgo C. I. N. el Museo de Sitio Casa de Hidalgo y el Museo del Bicentenario en lo que fue la Presidencia Municipal, así[fao6]  como un museo monográfico dedicado al más célebre personaje del lugar: José Alfredo Jiménez, donde se da cuenta de la trayectoria artística y legado musical de este ícono de la canción popular en México. En San Miguel de Allende, la casa donde vivió Ignacio Allende alberga el Museo Casa de Allende con una museografía recientemente actualizada, en la cual se narra mediante ambientaciones y apoyos audiovisuales la participación de este personaje histórico en la gesta insurgente; en esta misma ciudad vale la pena visitar el Museo Casa del Mayorazgo de la Canal, bella casa histórica que se encuentra al cuidado de Fomento Cultural Banamex y donde se realizan exposiciones del amplio acervo de arte mexicano que posee dicha fundación, así como “La Esquina” Museo del Juguete popular en la calle Nuñez, que cuenta con una asombrosa exposición de juguetes populares de todo México, cuya colección no deja de crecer debido a los certámenes que año con año premian a lo mejor de esta tradición artesanal.

 

Hacia el sur del estado se ubica una región muy importante a nivel arqueológico, debido a que en los actuales municipios de Salvatierra y Acámbaro se desarrolló a orillas del rio Lerma la llamada cultura Chupícuaro, entre los siglos 800 a. C. y los 200 d. C. por lo que es una región con importantes yacimientos de estos grupos sociales, principalmente de sus restos cerámicos y óseos que han sido encontrados en entierros. Se han conformado recintos como el Museo Local de Acámbaro y el Museo Comunitario Fray Bernardo Padilla en la población de Nuevo Chupícuaro, con el afán de conservar y difundir importantes colecciones de cerámica que, sobre todo en el segundo caso, ha reunido la comunidad como testimonio de su pasado.

 

Desde los años ochenta, en muchos municipios de Guanajuato, existieron historias en que los cronistas, sacerdotes, profesores o personajes respetables dentro de su comunidad, pugnaron para establecer museos locales en espacios sencillos, muchas veces con recursos y colecciones propias o donaciones importantes, lo cual dio origen a importantes proyectos comunitarios de documentación histórica, así como de rescate de tradiciones e historia oral; de esta manera, ciudades como Irapuato, Comonfort, San Francisco del Rincón, Valle de Santiago, Salvatierra, Pénjamo y Acámbaro han podido establecer y consolidar, con mayor o menor éxito, museos locales donde se muestra el arte y la historia de su comunidad comulgando con una historia regional y nacional.

 

Hace casi ocho años la ciudad de León vio nacer el Museo de Arte e Historia de Guanajuato como parte del ambicioso proyecto Forum Cultural Guanajuato, cuyas instalaciones y equipamiento se ubican a la par de los más prestigiosos museos del mundo con la intención de contar con los recursos técnicos y humanos capaces de recibir exposiciones internacionales del más alto nivel.  De dimensiones generosas y bellas, el diseño museográfico de sus salas permite al visitante disfrutar de una experiencia multisensorial en su visita, gracias a sus recursos didácticos y su destacado acervo. Mi Museo Universitario De La Salle, es una apuesta interesante de esta universidad para enriquecer el panorama cultural de León, para lo cual ha conformado unacolección importante de arte actual de producción artística regional, así como un número significativo de piezas de arte popular.

 

La ciudad de Celaya vive un renovado interés en su importancia histórica gracias a la labor de difusión que el Museo de Celaya, Historia Regional está realizando con los habitantes y visitantes con el fin de reconocer el importante papel que esta ciudad y su región circundante tuvo en los principales episodios de la historia nacional, así como el legado artístico-cultural que han dejado sus habitantes a lo largo de los siglos.

 

El Parque Guanajuato Bicentenario, si bien no es un museo en la aceptación estricta del término, tiene una oferta expositiva permanente y temporal que lo coloca como un espacio obligado, siendo el detonante de proyectos actuales como el Museo de las Momias Viajeras y el de la Minería en el Parador Turístico Sangre de Cristo.

 

Importante mencionar los proyectos que actualmente se realizan para la conformación y apertura de museos en varios puntos del estado y que en poco tiempo vendrán a acrecentar la gran oferta museística de Guanajuato, entre los que cabe destacar el Museo dedicado a Hermenegildo Bustos en el municipio de Purísima del Rincón, su tierra natal; el Museo que la Universidad de Guanajuato está proyectando en el centro de la ciudad capital y el Museo de Sitio que acompaña el proyecto del Centro de Artes y Prácticas Artísticas “Escuela Modelo” en el pueblo mágico Mineral de Pozos, en el municipio de San Luis de la Paz, entre muchos otros que permite darnos cuenta de la vigencia y actualidad de este tipo de espacios en nuestra sociedad actual.

 

Este recuento no exhaustivo, permite darnos una idea de la gran oferta cultural que Guanajuato ofrece en sus museos, la cual crece día con día con nuevos proyectos o consolidando algunos existentes, con el fin de continuar con la lectura obligada de nuestro pasado cultural, lo que nos define como herederos y defensores de un patrimonio y una historia común.

 

Para saber más:

· Horton, Paul B. Hunt, Chester L. Sociología (2ª ed) McGraw-Hill, México, 1986.

· Salazar y García, José Arturo (Coord), Guanajuato: evolución social y política, El Colegio del Bajío, León, Gto., 1988.

· León, Aurora, El Museo. Teoría, praxis y utopía, (7ª ed) Ediciones Cátedra, Madrid,2000.

·  Instituto Estatal de la Cultural de Guanajuato, Nuestros Museos. Catálogo, Editorial La Rana, León, Gto. 2011.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0